Finalizando el verano en Brocante, preparándonos para recibir al otoño

En Brocante finalizamos agosto con uno de nuestros imprescindibles viajes por Francia que siempre nos recibe con los brazos abiertos y con sus deliciosos colores y rincones.

Directamente nos dirigimos a la Provenza a disfrutar con nuestros colegas en sus adictivos Brocantes donde inevitablemente encontramos el reflejo fidedigno de nuestra forma de vida

en los que de cuando en cuando nos toca la lotería y nos encontramos con maravillosas piezas sin tocar, en este caso un preciosísimo secrétaire à abattant Louis XVI que directamente se va a nuestro Taller de Restauración Mónica Arrojo a un sencillo lavado de cara y punto.

En este viaje hemos combinado el brocanteo con el redescubrimiento de lugares hace años conocidos pero a los que no habíamos regresado: paseamos por el maravilloso pueblo pesquero Marseillan salpicado de pequeños restaurantes al borde del mar.

Callejeamos por el increíble pueblo de Uzés donde hemos pasado media tarde disfrutando de una de las tiendas más bonitas que conocemos, L'atelier des Ours con sus personalísimas combinaciones de texturas y colores de sus telas

para continuar cruzando Francia por el Parque Nacional de Cévennes, visita obligada para los amantes como nosotros de la naturaleza, ya comenzando a vestirse de otoño 

para acabar en uno de los lugares más bonitos para las "cabezas verdes": el jardín de Latour-Marliac en Le Temple-sur-Lot, repleto de nenúfares, lotos y libélulas, una auténtica delicia y un broche de oro para nuestro viaje.

En definitiva y como siempre Francia nos inspira y nos empuja a traer un trocito de la Provenza a nuestros hogares.

Hasta el próximo post!

Comentarios (0)

Sin comentarios

Añadir un comentario

Debe registrarse para añadir comentarios.