Puertas antiguas: ideas decorativas

En Brocante dedicamos este post a una de nuestras debilidades que siempre tenemos presentes como un imprescindible fondo de armario: las puertas.

Piezas versátiles, construidas con todo tipo de materiales aunque nuestro favorito no podía ser otro que la madera; madera mil veces lavada, teñida con tintes naturales o hidratada a base de ceras, magníficas maderas con preciosas taraceas compuestas de hueso y cobre, con una clara manufactura marroquí usadas magistralmente como puerta principal de entrada en una casa de piedra gallega en el campo consiguiendo esas mezclas que funcionan, que otorgan un carácter personalísimo e intransferible y que tanto nos gustan en Brocante.

En otras ocasiones nos gusta usar estas viejas puertas encontradas en nuestros viajes por Francia como rotundos cabeceros de cama como macizo contrapunto a una decoración más depurada y sencilla, en relajantes tonos claros en la que piezas como la de la foto consigue el equilibrio entre dos formas de entender la decoración que, combinadas, consiguen unas sensaciones muy, muy deseadas.

A veces nos encontramos con gruesos tablones centenarios a los que damos un toque de color que los aligere visualmente y les colocamos unas gruesas aldabas neoclásicas en forma de cabeza de león encontradas en los deliciosos puestos de "ferralla" en alguno de los mercadillos que recorremos continuamente y este "lavado de cara" da como resultado una regia puerta de entrada a la parte baja de un hórreo gallego, edificación típicamente gallega de almacén de utillaje y maíz en el campo de Galicia.

Otras veces colgamos sencillamente a pelo viejas contraventanas castellanas con típicos remaches de hierro directamente sobre paredes caleadas a modo de originales cuadros donde las vetas de la madera que tanto queremos sustituyen a las pinceladas.

En nuestras continuas búsquedas a veces tenemos la inmensa suerte de poder hacernos con maravillosas piezas como esta puerta doble batiente procedente de un antiguo colmado coruñés que comunicaba la tienda con el almacén y que se recuperó con sus cristales y bronces originales para reutilizarla como entrada a un cuarto de baño de invitados combinada con un precioso y delicado papel con decoración oriental. Volvemos a la mezcla de elementos, siempre presente en Brocante.

Por último no podemos dejar de mencionar uno de los usos que continuamente damos a estas antiguas piezas en Brocante: en este caso no se trata de una puerta sino de una antigua mesa industrial procedente de una fábrica francesa y hallada en un desembalaje. Nos enamoró la rusticidad de la madera combinada con los industriales pies de hierro plegables y la subimos inmediatamente a la furgo para convertirla en la estrella de nuestro escaparate las pasadas Navidades combinada con nuestra vajilla francesa Terre de Fer, creando esas mesas únicas que tanto nos gusta elaborar.

Esperando que alguna de estas ideas os sirvan de ayuda decorativa nos despedimos hasta el próximo post que llegará cargadito de novedades.

Comentarios (0)

Sin comentarios

Añadir un comentario

Debe registrarse para añadir comentarios.